La  belleza  de  las  cosas

está  en  el  espíritu  de  quien  las  contempla